Follow by Email

sábado, 27 de agosto de 2011

¿Quieres resucitar?


En el domingo se realiza el encuentro feliz de la humanidad con Cristo resucitado; es el día de nuestra resurrección; este encuentro no se puede llevar a cabo en una cerrazón individual, sino colectivamente, como se encuentran los miembros del Cuerpo de Cristo, como se encuentra el Pueblo de Dios. El domingo es día de alegría por la alegría que brota de la contemplación de todas las obras de la Creación y de la Re-Creación. Esta alegría es auténtica cuando se es consciente de que estas obras, especialmente desarrolladas por la ciencia y técnica actuales, no son independientes de Dios, sino que dependen de Él, así como el mismo hombre. El domingo es el día del progreso de nuestro mundo que culmina, aún el técnico y científico, en nuestra propia resurrección. El domingo exige así realizar la Asamblea de quienes se encuentran con Cristo resucitado. Ahora bien, la gran asamblea es la Misa, la Misa del domingo. Se realiza en cualquier Misa, pero en especial en la Misa que se celebra el día de la Resurrección del Señor. La Misa en sus diversas partes: Lectura de la Biblia y Muerte y Resurrección de Cristo, realiza la Asamblea de los fieles como el encuentro con el Señor de parte de quienes creen en su Resurrección y a la vez en la propia superación de la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario