Follow by Email

jueves, 18 de agosto de 2011

¿Está Ud. “deprimido”?


Hoy en día, en algunos ambientes se encuentra de moda lo que llaman “Depresión”. No estaría mal tomarnos unos momentos para informarnos, elementalmente al menos, sobre ella para así poder evitarla, ya que no es de ninguna manera algo bueno. Diría simplemente que la depresión es un estado de ánimo. Me parece que una de sus principales características sea el miedo. El miedo causa otros efectos anímicos, uno de los cuales es la tristeza, la melancolía. El miedo se define como “la conmoción de la personalidad frente a un peligro presente o futuro, ya sea real o imaginario”. Lo esencial es el peligro. Ahora bien, el peligro acontece por la percepción de un mal. Cuando se comprende que este mal es inevitable e insuperable y arruina toda la vida, viene la depresión. Aquí nos avocamos en último término al peligro de la muerte. Si alguien no tiene solución al único problema fuente de todos los demás, si es inteligente y piensa, cae fácilmente en la depresión. Solo la Redención se puede ofrecer como el recurso fundamental para verdaderamente lograr vencer la depresión, porque es el único remedio verdadero y no un mero paliativo o burladero ficticio de la muerte. Es cierto que la depresión requiere también incluso de medicinas, pero estos deberán ser adyacentes al definitivo de la fe en la Redención. En épocas cristianas anteriores la depresión se llamaba Acedia, y se decía que consistía en rechazar como ineficiente la Redención. Se ve así como depresión y acedia se correspondan, aunque hay que notar que la acedia era más bien rara dentro de la cultura cristiana; en cambio, dentro de la cultura secularista actual nada impide su vulgarización pues en su relativismo se está viviendo una cultura suicida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario