Follow by Email

viernes, 5 de agosto de 2011

¿Es tan malo “Internet”?


Actualmente tenemos cinco importantes desafíos en el diálogo fe y cultura: La Informática, las Ciencias, el Arte, las Etnias, los esfuerzos por compartir la fe. En cuanto a la Informática, el desafío es cómo usar estas técnicas para el bien de la humanidad, es algo revolucionario, más que la prensa lo fue antes; no sólo hay que criticarla sino compartirla con la palabra, acompañarla con el misterio cristiano.  Se oyen críticas sobre el contenido nocivo de internet; pero aun aceptando que se encuentran cosas no correctas, vale más encender un cerillo que maldecir la oscuridad. Internet puede servir para aumentar nuestra fe. No debemos permanecer en el aislamiento. La Informática se ataca tantas veces por ignorancia. Es cierto que no hay que darle una adhesión plena, como si fuera una panacea, sino valorarla como un gran instrumento humano de comunicación planetaria, que como tal depende siempre del uso que el hombre haga de ella. El problema religioso que allí se encuentra es para muchos el comprenderla como “instrumento”. Un instrumento en sí no es ni bueno ni malo; su bondad o maldad se añade al instrumento de acuerdo a su uso. Un cuchillo, como bisturí, puede salvar una vida en una operación quirúrgica; o bien, como daga, puede suprimirla en una riña pendenciera de cantina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario