Follow by Email

domingo, 21 de agosto de 2011

Problema del Dolor.


El problema del hombre es el problema del dolor, del sufrimiento. Ambos se encaminan a su fin trágico, la muerte. En los blogs siguientes vamos a seguir el pensamiento del Beato Juan Pablo II que nos responde y da solución a este gran problema; es un problema muy difícil, es el gran problema de la vida. En términos generales nos dirá Juan Pablo II que mientras el dolor permanezca como enigma no tiene solución, que la única solución la reviste cuando se toma como misterio. En esta línea, san Pablo habla de completar en su carne lo que falta a la pasión de Cristo y se goza. Al final descubre el sentido profundo del sufrimiento que es el sentido salvífico. El sufrimiento pertenece a la esencia del hombre y debe trascenderlo y superarlo. Esto se da en la cruz de Jesucristo. Esta es la vía de la Iglesia y a la vez la vía del hombre que se convierte en vía de la Iglesia. Es un misterio intangible que se respeta, desata compasión, miedo, es una necesidad del corazón y un imperativo de la fe. No se comprende la solución como si fuera una teoría, sólo se comprende cuando se tiene la experiencia directa  personal de padecer en Cristo el propio dolor y sufrimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario