Follow by Email

jueves, 4 de agosto de 2011

Comer y Trascender.


La palabra “Cultura” viene del verbo “cultivar”, tiene la misma raíz que otra palabra semejante: “Culto”. Culto y Cultura se implican, son la manera de cultivar al hombre, sin cultura no hay hombre, lo mismo que sin culto tampoco lo hay. El hombre es una tierra inculta que se cultiva con dos grandes acciones, la de la cultura y la del culto. La cultura llena sus necesidades  materiales, el culto, sus necesidades trascendentales. La cultura es “comer”, el culto es “trascender”. “Comer y “Trascender” son los dos pilares esenciales que sostienen al hombre. Si el hombre no come, se muere; si no trasciende, su muerte es oscura, desesperante y sin ningún sentido. La cultura es un fenómeno típicamente humano. El animal tiene ciertas variaciones en su conducta que parecieran fruto de su libertad, pero  viéndolo bien no tiene libertad propiamente, sólo su sensibilidad, su instinto, su estimativa e imaginación que le permiten reflejos condicionados.  La vida humana en cambio, es algo abierto: el hombre está "condenado" a  la libertad. En la vida tiene que responder a muchos interrogantes: qué es él mismo, cómo actuar, cuál es su fin, la finitud, la muerte... La cultura y el culto van creciendo con la respuesta libre de cada uno a estos y parecidos interrogantes.  Aquí se encuentra el culto, la cultura, la costumbre, la moralidad. La relación entre “colere Deum” (Dar culto a Dios) y  “colere terram” (Cultivar la tierra): comer y trascender son fundamentales. Este es el diseño del espacio en el que se mueve el auténtico ejercicio de la libertad. La fe hace parte de la cultura y la implica, es conformarse con un futuro; es la respuesta al divino encontrada en el futuro que proviene de un pasado histórico.  En el pasado la libertad fue más colectiva; ahora va creciendo más bien como la respuesta libre de cada uno. Es la historicidad de las culturas. Fe y cultura se implican, como se ha dicho. Con el progreso actual se van separando fe y cultura y la cultura se desliga del culto; la religión se hace sectorial: para ciertas ocasiones y necesidades infra-culturales y no toca al hombre integral; lo que destruye la misma calidad de la cultura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario