Follow by Email

martes, 9 de agosto de 2011

Amor en la Postmodernidad


El planteamiento de Dios en el contexto postmoderno para los jóvenes de hoy se debe hacer desde Dios que es Vida, Amor y Comunión de personas. Dios es así el poder: el poder es la fuerza más la inteligencia. La vida guiada por el amor en una entrega desinteresada y absoluta, es esta la fuerza adornada de la mayor inteligencia.  Esta vida plena se desliga del codicioso sentido exclusivo del tener cosas, para llegar así al auténtico  ser; a ser más persona y amar plenamente; así llegamos a descubrir el sentido del  sexo como palabra de amor. Esta palabra de amor se comprende cuando implica toda la persona  que se posee para poder donarse en una plenitud consciente de totalidad integral.  Esta totalidad configura al auténtico poder mediante una transparencia de la verdad que se contempla  en la acción amorosa y en la palabra afectuosa, en vibraciones y formas, en color y audibilidad.  Esta Palabra  es Cristo, Esto significa la Encarnación del Verbo de Dios,  que en el amor da sentido al dolor y lo vence y aun encuentra  su gloria en darse en totalidad. Este darse en entrega absoluta y desinteresada es la acción del Espíritu Santo que hace entrar en comunión personal a los que se aman. Desde aquí se entiende el matrimonio, la amistad, el grupo, lo social,  lo plural. Es la verdadera significación de saber y amar. Es la significación de la familia y la sociedad. De aquí se desprende  que el sentido del tener bienes y su medida deba tener como finalidad ser más persona y amar;  y como habíamos mencionado, encontrar así en el matrimonio el auténtico sentido del sexo como palabra encarnada  de amor que se comprende sólo cuando implica toda la persona para poder donarse a otra persona en una plenitud consciente de integralidad, de totalidad anímica y corporal, para siempre, en la relación exclusiva entre un hombre y una mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario