Follow by Email

miércoles, 10 de agosto de 2011

Fe y medios de comunicación


En el blog anterior parecería que se descalificaran completamente los Medios de comunicación; pero siendo un instrumento, en sí no son ni buenos ni malos, todo depende del uso que se haga de ellos. Es cierto que hoy la cultura es una cultura de información, los medios de comunicación invaden todo; distraen, confunden, seducen, atentan contra la oración, pero también ayudan a la fe, por ejemplo, ayudan a la celebración dominical; podrán también aumentar la profundización de la fe que debe ser inculturada en los mismos Los Beatos Juan Pablo II, la Madre Teresa de Calcuta los han usado, La Iglesia entera para comunicar las realidades trascendentes, las ceremonias transmitidas por TV, las entrevistas, el radio en el silencio de la noche, las novelas, los discos, los casetes electrónicos, Internet, Twitters, Facebook, Bloggs, Youtuve, etc.. A veces son fuente de verdades a medias pero también pueden brindar la oportunidad de accesibilidad a Dios en nuestra cultura audiovisual: ¿por qué no llegar a la fe por los Medios de Comunicación? Todo estriba en saber usarlos bien y en que los dueños de estos medios y todos los que de alguna manera los manejan, estén por la verdad. Hay una frase en la Biblia que bien se podía adoptar en el uso de los Medios: “Hacer la Verdad en el Amor”. Qué hermoso sería que todos los Medios de comunicación nos guiaran siempre a la Verdad en el Amor, que entiendan la repercusión que tendrán para cada uno y elijan siempre la construcción del hombre y nunca su destrucción.Y por tanto, ¡Que no bloqueen la comunicación con Dios!

No hay comentarios:

Publicar un comentario