Follow by Email

domingo, 28 de agosto de 2011

¿Qué hacer el Domingo?


Siendo el Domingo el Día de Cristo resucitado se deducen así sus características: es el día de Dios, el Día de Cristo, el Día de la Iglesia como conjunto de los creyentes, que se nutre en las dos mesas, de la Palabra de Dios y del Cuerpo de Cristo,  y es el Día del hombre como el encuentro de los hermanos; es así particularmente el día de la familia en el que toda la familia se reúne y nutre su íntima ligazón entre todos sus miembros, desde los niños hasta los ancianos. En la Misa del Domingo todo lo sucedido durante la semana a los participantes , se une al sacrificio de Cristo y se ofrece al Padre; así toda la semana queda compenetrada por la fuerza de la Pascua de Cristo. Todo debido a la unión de los fieles con Cristo por el Amor del Espíritu Santo. Es obvia así la "obligación" de la Misa dominical, que es “la obligación” de resucitar.  En cualquier cultura, técnica o rural, a todos nos importa la sobrevivencia, la resurrección. La Misa, en especial la del Domingo, es el camino patente para participar de la resurrección del Señor. El reposo dominical es para saborear y contemplar, participando de la divinidad, la misma resurrección de Cristo y la propia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario