Follow by Email

sábado, 20 de agosto de 2011

Caminos humanos para la Globalización


Un buen camino sería hacer de la globalización una verdadera red con rostro humano; no podemos sustraernos, y menos hoy, de la interdependencia. La globalización será sostenible siempre que se encuentre en una red interdependiente con todos los aspectos del hombre. Este principio de la interdependencia se añade así al de la dignidad de la persona humana y al de la subsidiariedad. El principio se enuncia diciendo que todos, de una manera o de otra, dependemos mutuamente. Ve a la persona humana, a la comunidad humana, a todas las personas humanas y a todas las comunidades humanas en su tejido social del presente y del futuro, a su colocación en el mundo  en el que vivimos. La globalización sostenible tiene que ver con la paz pues ésta es la tranquilidad en el orden. Esta tranquilidad se da sólo en la interdependencia mutua de todos. El desarrollo de la globalización ve a las potencialidades que se manifiestan en ella; su sostenibilidad, ve a la historia del hombre y así a su libertad. La sostenibilidad no depende sólo del hombre, sino de Dios que da su gracia. En un ambiente laico se dice que  todo depende de la actividad propia y de la fortuna. En La filosofía del Neopositivismo colntraria a Dios, que oficialmente ataca nuestra cultura, se dice que la fortuna depende de cada uno, pero en cristiano fortuna se dice gracia y la gracia es un regalo y un regalo redentor. El futuro bueno de la globalización depende entonces de la gracia de Cristo que redime y que así nos ofrece gratuitamente, globalmente, la paz para su propia realización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario