Follow by Email

martes, 19 de julio de 2011

¿Ya se acabaron los nazis racistas?

Desgraciadamente, no. Ve lo que piensan algunos en cierta Bioética:
Se afirma que la Ética antigua ya no tiene validez en la Bioética. Todo debe ir cambiando según va cambiando la cultura. Ésta hoy lo ha hecho radicalmente debido a las ciencias y la Técnica. Lo que importa es el progreso evolutivo humano dentro del equilibrio ecológico. El hombre va cambiando de acuerdo a su entorno por el principio de selección de los más fuertes. La cultura es el reflejo de la evolución de la natura(leza). Cambiando la “natura” cambia la cultura. Los postulados éticos son sólo postulados culturales que van cambiando de acuerdo al cambio histórico de la misma “natura”. La Ética antigua es obsoleta. La “natura” refleja el momento evolutivo actual cultural técnico y científico de acuerdo a la selectividad de la raza humana, que se da por la prevalencia de los más fuertes y más dotados sobre los débiles y menos dotados; tanto como individuos que como sociedades; así se guarda el equilibrio ecológico. En esta forma se tomarán las decisiones con respecto a la vida naciente y a la etapa terminal, pues el hombre no se distingue del animal: es sólo un eslabón más en la cadena biológica, que sigue evolucionando interna y externamente.
Con esta “Bioética” nos situamos en pleno racismo al olvidarnos que  el hombre por su espíritu es algo distinto del animal. La evolución de las especies, una vez probada, se pudiera, aceptar; pero no así la evolución interna y moral del hombre de manera que se mejorase por la destrucción de los más débiles y la Bioética fuese así la normativa para dicha destrucción. Esta es más bien la cultura de la muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario