Follow by Email

martes, 19 de julio de 2011

Epidemia de ceguera


"Si un ciego guía a otro ciego, los dos cáen en el pozo" ¿quieres caerte en la Bioética errada?
En la mentalidad relativista actual no se pueden conocer los valores. Existen los hechos que sí se conocen, pero los valores no se conocen,  como no son hechos, están más allá de la experiencia, por tanto, no se conocen. En consecuencia, los principios de la Bioética no se fundan en los valores sino en la libre elección del individuo.  Esta libre elección del individuo tiene sólo un límite, éste es la libertad de los demás, de manera que se puede elegir lo que se quiera con tal de que no se moleste la libertad de un tercero. En este caso la libertad puede ser el motivo por el cual se pueda elegir algo contra la vida.  
Este razonamiento de la Bioética errada minimiza nuestra capacidad de conocer y nos pone al mismo nivel que el animal; así no podríamos conocer lo que vale y lo que no vale, algo absurdo; por otra parte afirma que podamos elegir lo que queramos con tal que no lastimemos a los demás, y ¿cómo elegir lo que queramos si no sabemos si “vale” la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario