Follow by Email

martes, 19 de julio de 2011

En la nueva Bioética, ¿qué es bueno y qué es malo?


Principios bioéticos
Aunque se sigue teniendo como base el “Subjetivismo” donde “todos los gatos son pardos”, para no dejarlo a la mea arbitrariedad en la nueva Bioética, algunos autores han ideado criterios para la acción; los principales son los siguientes:1. Contractuales o de procedimiento: como estamos en una sociedad pluralista entonces, por mayoría de votos hay que llegar a formular los principios que rijan la Bioética. Esta mayoría se obtiene sólo de seres humanos pensantes, los que no piensan no cuentan (embriones, bebés, minusválidos etc.) 2. Clínicos: Como no se puede llegar a un consenso, que cada quien piense como quiera y que se resuelvan intuitivamente caso por caso.  3. Utilitaristas: que se elija lo más útil, esto es lo de menor costo y mayor beneficio, que maximice el bienestar y minimice el sufrimiento, que se extienda al mayor número de individuos con igual valor e iguales derechos. Hay autores que delinean otros tres principios, a saber: 1. Autonomía: respeto a la libertad de los individuos sujetos a experimento.  2. Beneficencia: ver el máximo de ventajas con el menor riesgo. Se suele hablar aqui también de la no Maleficencia: La  no Maleficencia, esto es, no causar daños. 3. Justicia: Tratar a todos igual, sin discriminación.
Como puede observarse, ninguno de estos criterios toca el contenido de la acción moral, sino que se refieren a periferias de la misma. Se parte de la imposibilidad de conocer en sí misma la naturaleza de esta acción, pues no se sabe quién y qué sea el hombre. Los tres últimos principios son aceptables en sí, siempre que se sepa quién es el individuo, diríamos, quién es la persona humana; de lo contrario son principios vanos pues no sabemos qué sea la libertad, qué nos beneficie y qué nos competa por justicia. Sin objetividad no hay Ética posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario