Follow by Email

viernes, 15 de julio de 2011

Diagnóstico prenatal

El diagnóstico prenatal de por sí es lícito según la Moral católica; sin embargo, debe evitarse cuando conste que está dirigido hacia la eutanasia o el aborto. De acuerdo también a la Moral católica, el Diagnóstico "pre-implantación", antes que el zigoto se implante, es ilícito pues se realiza mediante la fecundación in vitro, que es ilícita, se aspiran una o dos células del embrión cuando éste posee 8 (al tercer día de desarrollo), si se constata que hay una aberración cromosómica o una enfermedad monogénica, se mata o se congela el embrión para dedicarlo a futuras investigaciones mediante la llamada "crioconservación" a 180º. En esta misma línea, las técnicas invasivas y demás acciones terapéuticas em el embrión se valoran de acuerdo al principio del doble efecto y la proporción riesgo-beneficio. El principio del doble efecto afirma que es lícito poner una acción de la cual se sigue un doble efecto, uno bueno y otro malo, con tal que exista un motivo verdaderamente grave, lo que se quiera es el efecto bueno y se evite lo más que se pueda el malo, que se encuentra fuera de la intención del que pone dicha acción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario