Follow by Email

jueves, 7 de julio de 2011

4. La Bioética contra la Ética

Ha habido cambios muy significativos en el mundo actual: Todo el problema de la Ecología, y el de la reciente Biología. Especialmente de  la Ingeniería Genética. Se dice que la medicina ha hecho más progresos en estos últimos cincuenta años que en siglos anteriores. La Bioética como tal en sus formulaciones generales surge de un nuevo paradigma. No se recurre más a la naturaleza para obligar, pues la naturaleza como tal está viciada. Este es el pensamiento protestante que encuentra en el fondo la desconfianza hacia el orden objetivo. No queda más que el orden subjetivo e individualista. De aquí la insistencia en los derechos humanos, del individuo encerrado en su propia individualidad. En este sentido, la Bioética será algo que no se funda más en la objetividad de una norma, sino en subjetividades.
Ilumina conocer el criterio que caracteriza a la modernidad en cuestiones éticas, negando la objetividad de la naturaleza y conectándola con el pensamiento protestante de la maldad de la naturaleza: se afirma “somos esencialmente malos”. Este pensamiento va a ser clave para entender el individualismo subjetivista que se encuentra en el fondo de la desconfianza hacia el orden objetivo, pues la naturaleza que es mala, se identifica con este orden. No queda más que el orden subjetivo e individualista. De aquí la insistencia en los derechos humanos del individuo, no de la persona pues ello será objetivo, sino del “individuo” encerrado en su propia individualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario