Follow by Email

martes, 19 de julio de 2011

¿Lograrías atravezar un puente infinito?


Bueno, y en Bioética cómo nos pondríamos de acuerdo en todo el mundo, sin importar diferencias de credos y razas sobre lo que es bueno y lo que es malo? ¿¿Podemos encontrar una regla común?:

Es evidente que se necesita una medida correcta para decir esta clase de Bioética es buena y esta es mala. ¿Cuál será? Pienso que la norma es fácil: “Todo lo que construya al hombre es bueno, todo lo que lo destruya es malo”. Pero el problema es ahora saber quién es el hombre. Me parece que la respuesta es sencilla: cada uno de nosotros es el número dos. Esto es, nuestros padres fueron el número uno, y ellos a su vez el número dos respecto a nuestros abuelos y así sucesivamente. La pregunta es ahora, ¿Y quién es el número 1 del que tomen su orden todos los demás números 2? Se suelen dar varias respuestas: una es que se trata de una colección infinita de “números dos” y que no existe el número 1; otra, que  el número 1 es la materia inicial, el famoso “Big-Bang”, y que de él por evolución surge todo el universo y también por evolución llegamos en este planeta de los minerales a los vegetales, de éstos a los animales y de éstos, por evolución, a los primates y de los primates a los primeros hombres que nos antecedieron. En esta hipótesis nos preguntaríamos, y ¿quién ocasionó el Big-Bang? No, responden algunos, es algo fortuito, esto es, surge de la nada; pero como “de la nada, nada sale” nos tendríamos que colocar en la primera respuesta, el “puente infinito” para llegar a nuestro propio 2, a nuestra existencia; pero en ese caso no existiéramos, porque un puente infinito no se pasa. La conclusión es que hay un número 1 en el que está la fuerza virtual y actual de todos “los 2” subsiguientes, y a esta energía primera es a lo que llamamos “Dios”. Así, la respuesta a la pregunta ¿Quién es el hombre?, la única respuesta profunda posible es: una hechura de Dios. Y así. el criterio de la Bioética no puede ser otro que el mismo Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario